MUNDO, EL PAÍSStaff

Británicos tendrán que expulsar a los migrantes sin papeles

MUNDO, EL PAÍSStaff

EL PAÍS. Londres, Inglaterra (04 de agosto 2015).- Los caseros británicos deberán expulsar de su vivienda a los inquilinos que carezcan de derecho de residencia, o este haya expirado, sin necesidad de una autorización judicial y bajo amenaza de sanciones que contemplan hasta una pena de cinco años de cárcel. El Gobierno de David Cameron, con el anuncio de esta medida, que será introducida en la nueva ley de Inmigración, esgrime la mano dura como respuesta a la crisis migratoria de Calais, que amenaza con desbordar su administración.