Son libres... del glamour

image.jpg

Los Ángeles, Estados Unidos (30 de julio 2015).- Ser una reclusa de la prisión federal de Litchfield tiene sus ventajas, y la mejor es que no es necesario estar bien vestida y perfectamente maquillada. Eso es algo que agradece el elenco de Orange is the New Black (OITNB), pues las actrices no tienen que preocuparse por estar fabulosas frente a la cámaras, con lo que pueden pueden concentrarse en la personalidad de su personaje.