CienciaStaff

Esta lámpara no necesita baterías, combustible o el sol.

CienciaStaff

En la mayoría de los países en desarrollo que no tienen electricidad, las lámparas de queroseno son el medio con el cual enfrentan la oscuridad. Pero el queroseno no se quema de forma limpia y un golpe accidental puede quemar una casa completa.

El equipo de Gravity Light   han creado una lámpara que únicamente necesita gravedad para funcionar. Sin fuente de energía dañinas, y es segura y reusable.

La mecánica es muy simple. La lampara funciona utilizando un sistema de poleas: Un peso máximo de 11 kg se izó con un cordón de cuentas. Una vez que el peso llega a la cima de la polea, el usuario la puede soltar, permitiendo que el peso descienda lentamente. Mientras baja, el cordón de cuentas pasa a través de un tren que ilumina un foco de LED. Y una vez que el peso toca el suelo, el proceso puede repetirse. El ciclo completo dura alrededor de 20-30 minutos.