"No me puedo creer que un juez ponga a nuestro país en semejante peligro"

Trump intensifica su batalla con el poder judicial por el veto migratorio y piensa echar la culpa a los jueces de cualquier cosa que haga un ciudadano de esos siete países en Estados Unidos, por no dejarle vetarles la entrada. Después, dijo que ha ordenado al Departamento de Seguridad Nacional que examine a la gente que entra “con mucho cuidado”.  Las puertas de Estados Unidos seguían abiertas el domingo para los inmigrantes de países de mayoría musulmana a los que intenta vetar el presidente. 

La Corte de Apelaciones que supervisa los estados del oeste del país rechazó a primera hora de la mañana del domingo el recurso del Gobierno que pretendía dejar sin efecto la suspensión temporal de la orden ejecutiva, dictada por un juez federal de Seattle el viernes.