Si podemos acabar con la corrupción

Por Luis Castillo

Los niveles de corrupción e impunidad en nuestro país son alarmantes. México ocupa el lugar 123 entre 176 países del índice de percepción de corrupción que mide transparencia internacional. Obtuvimos solamente 30 de 100 puntos posibles y estamos estancados con calificaciones que no superan el 40 desde 1995. La corrupción en México nos resta competitividad internacional y según datos del INEGI nos cuesta más de 347 mil millones de pesos al año.  Por si eso fuera poco el Banco de México considera que la corrupción en nuestro país equivale al 9% del producto interno bruto. Por otro lado tenemos la impunidad que ha llegado a tal grado que 6 de cada 10 mexicanos que presencian un acto de corrupción no lo denuncian porque dicen que no sirve de nada y no confían en el gobierno. El 99% de las denuncias en materia de corrupción quedan impunes. No hay que ser un genio para deducir que si seguimos con esta formula no saldremos del subdesarrollo. 

A pesar de tener un escenario tan negativo los jóvenes sabíamos que es posible disminuir la corrupción e impunidad en nuestro país. Pero teníamos que hacer un mecanismo para crear conciencia en la ciudadanía. Por eso desde hace dos años planeamos la campaña Yo No Doy Mordida a nivel nacional. Esto implica la coordinación de más de 15 ciudades del país realizando actividades conjuntas y sincronizadas.  Justamente esta semana hemos tenido ruedas de prensa desde Mérida hasta Mexicali.  Pasando por Jalisco, Michoacán y Nayarit entre otras. En estas ruedas de prensa manifestamos nuestro descontento y crítica ante el sistema corrupto mexicano. Pero también nuestras propuestas: No doy mordida, No lo permito y si lo veo lo denuncio. Además estaremos implementando una pega masiva de calcomanías (más de 100,000) en todo el país. Conferencias en las principales universidades y preparatorias con el objetivo de sensibilizar a los estudiantes. Finalmente el 11 de marzo firmaremos el pacto Yo No Doy Mordida en la cual ciudadanos, servidores públicos, académicos, empresarios y personalidades nos comprometeremos a nunca volver a participar en actos de corrupción. 

Podemos asegurar que la impunidad y la corrupción son un problema de sobrevivencia nacional. Exhortamos al gobierno y sociedad a que se tome el combate a la corrupción como un asunto transexenal, transversal, integral y que busque el beneficio al largo plazo. Nosotros como sociedad nos comprometemos a no incurrir en actos de corrupción, exigimos a nuestras autoridades a no permitir ni fomentar estos actos . Es responsabilidad de ambos que si ven un acto de corrupción lo denuncien. 

Nadie dijo que disminuir la corrupción fuera un asunto fácil ni rápido, pero si es un tema prioritario y posible. Tenemos que plantear un país donde exista la cultura de la legalidad, en donde todos respetemos las reglas. Necesitamos la ayuda de generaciones de arriba y de abajo de la nuestra para poder lograr el cambio. Sabemos que para ver los resultados tardaremos mínimo diez años pero tendremos paciencia y perseverancia. Queremos que este movimiento social Yo No Doy Mordida sea un primer paso en esta lucha permanente.


Luis Castillo
V.P. Participación ciudadana
Comisión de Empresarios Jóvenes COPARMEX
M. 3310228088