Pekín convirtió todos sus taxis en eléctricos

La capital de China está haciendo algo extremo para reducir sus increíbles niveles de contaminación. 

Casi 70.000 taxis de gasolina en Beijing serán reemplazados gradualmente por vehículos eléctricos, y todos los nuevos taxis en la carretera deben ser eléctricos, según un informe del National Business Daily. Se calcula que el proyecto para reemplazar todos los actuales coches de gasolina costará a los operadores de taxis 1,300 millones de dólares (9.000 millones de yuanes).

Alrededor de 67,000 de los 71,000 taxis de Beijing, actualmente funcionan con petróleo. 

Un auto convencional tiene un costo estimado de $10,000 dólares, y el costo de un vehículo eléctrico dobla esa cantidad, con un costo de $20,000.