Expolicía condenado por asesinato, presidente del Supremo de Venezuela

Maikel José Moreno Pérez, un polémico magistrado, fue elegido este viernes por unanimidad como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela. 

El pasado del presidente del Supremo es el que ha provocado estruendosas críticas. Moreno, que sustituye a la abogada Gladys Rodríguez, es acusado de haber asesinado a una mujer en el Estado de Bolívar (sur de Venezuela) en 1987. En esa década trabajaba como oficial de la policía política venezolana, ahora Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y estuvo dos años en prisión por este crimen.

La designación de Moreno puede suponer una jugada extremista del chavismo en la pugna entre el Supremo y el Parlamento en Venezuela.