Desarrollan vacas en China resistentes a la tuberculosis

Aunque la enfermedad está bien controlada en la mayoría de las naciones desarrolladas, a menudo es un problema potencialmente mortal para el ganado en los países en desarrollo, y puede propagarse a los seres humanos y otros animales. El equipo de científicos utilizó una versión novedosa de una técnica conocida como CRISPR para insertar un gen ligado a la resistencia a la tuberculosis en 20 vacas, 11 de las cuales sobrevivieron más allá de los 3 meses.

Los científicos observaron que los animales tenían una mayor resistencia a la tuberculosis que los animales que no recibieron la modificación. Además, no vieron ninguna consecuencia no deseada como resultado de la manipulación genética. "Creo que este es un estudio muy claro que demuestra la viabilidad de introducir un gen deseado de interés a través de una manera potencialmente más segura", dijo Suk See De Ravin, que no participó en el estudio. Sin embargo, señala que "son necesarios más estudios para demostrar la seguridad del resultado".