Toyota contesta y gana la amenaza de Trump

El presidente electo Donald Trump amenazo a Toyota este jueves con un "gran impuesto fronterizo" si no construía todos los autos dispuestos a venderse en el país dentro de los Estados Unidos. El último de una serie de ataques realizados por Trump hacia las emprezas automotrices  y la primera vez desde su elección que ha amenazado a una empresa extranjera. 

En un comunicado, Toyota señaló que tiene una inversión de 22.000 millones de dólares en Estados Unidos, que incluye 10 plantas de producción y 1.500 concesionarios que emplean un total de 136.000 trabajadores.

La fábrica de Guanajuato empezará producción en 2019 fabricando Corollas completamente rediseñados, muy diferentes a los que están ahora en el mercado.

Todos los Corollas que se venden en este momento en Estados Unidos son hechos en plantas en Ontario, Canadá, o en Mississippi.