¿Te harías un selfie encima de un montón de cadáveres?

Un artista israelí denuncia la frivolidad de los turistas que van al Monumento a los judíos del Holocausto en Berlín, y coloca de fondo imágenes de los crímenes nazis. El artista israelí Shahak Shapira ha estado recogiendo durante los últimos años estas fotografías de turistas y acaba de lanzar su proyecto Yolocaust, en el que modifica el fondo. Ya no se ve el Monumento, ahora son cadáveres apilados los que acompañan a los protagonistas de las instantáneas.

“He estado comprobando en los últimos años un fenómeno interesante en el memorial del Holocausto: muchas personas utilizan el monumento como un telón de fondo para su foto del perfil en Facebook, Instagram, Tinder o Grindr”, ha asegurado en su cuenta de Twitter al presentar el proyecto que ya cuenta con más de 10.000 me gusta y miles de seguidores.


Referencias

El Independiente
 
No hay nada divertido en el Holocausto