El "Beer yoga" existe y es internacional.

 "BeerYoga es divertido, pero no es broma", escribe el fundador y yogui Jhula. "Tomamos las filosofías del yoga y lo emparejamos con el placer de beber cerveza para alcanzar su nivel más alto de conciencia." Comenzó con hipsters en Berlín y acaba de llegar a Australia. Si piensas que todo esto no hace nada por frenar la borrachera y / o baratear una práctica espiritual legítima y tristemente pervertida, entonces puedes simplemente decir: Namaste.

Dos sesiones especiales de cerveza en su encuentro con asana se llevarán a cabo en Sydney este fin de semana, donde los estudiantes pueden aprender posturas de yoga que involucran "saludos de cerveza" y equilibrar las botellas de cerveza en la cabeza.