Europa se une contra Tesla

Los fabricantes de autos más grandes de Europa están recurriendo en la capacidad industrial del continente para construir una red de estaciones de carga ultrarrápidas, en un intento de avivar la demanda de vehículos eléctricos y romper el dominio de Tesla en el mercado. BMW, Volkswagen, Ford y Daimler planean construir en Europa alrededor de 400 estaciones de carga de última generación que puedan recargar un auto eléctrico en cuestión de minutos y no horas.

XimeBrieffy.jpg

Los cargadores de Tesla son los más rápidos de la industria y resultan incompatibles con los coches eléctricos existentes fabricados por rivales. Los fabricantes de autos están tratando de atraer a expertos de las industrias energética e industrial europea, entre ellos las alemanas Innogy, E.ON y Siemens y la portuguesa Efacec, pues todas ellas trabajan en la tecnología, dijeron a Reuters fuentes cercanas al tema.